Buscar
  • Veronica Morera

Ansiedad por sentir que me pierdo la vida

Esa sensación de estar atrapado. Ahogado. Como si las paredes se empezaran a cerrar encima de uno y un grito no hace suficiente para expresar el desespero. Bienvenida a ansiedad.


Ansiedad es una experiencia de miedo que precede a un evento (anticipatoria) o posterior a que haya ocurrido (proceso post-evento). Si hay una amenaza palpable física (alguien te está secuestrando) o de ego inmediata (están insultando la foto que acabas de subir a tu Instagram) lo que experimentas es cagado pa'l coño de la madre o ego desafiado, respectivamente y no lo calificaría como ansiedad per se.





Puedes reconocer ansiedad por su manifestación corporal como cardiovascular en emergencia (activación simpática), de tensión mandibular y/o respiración superficial/agitada + mental como pensamientos rápidos, pensamientos atascados (parálisis), pensamientos catastróficos y/o pensamientos nublados + espiritual como desconfianza, soledad, soy bueno/malo. Todo ello mientras estás sentado en el sofá... o caminando por la calle... o hablando frente a un grupo de personas pero nadie te está ni lanzando tomates ni insultando... solo estás dando una presentación.


No es dificil experimentar ansiedad. Un simple ejemplo es mezcla cansancio físico de no dormir + situación nueva + sensación de amenaza y experimentarás ansiedad.


¿Pero qué pasa cuando ansiedad es muy prevalente en mi dia a dia? ¿Qué pasa si con la cuarentena he descubierto partes de mi dia a dia que no satisfacen mis necesidades pero tengo un bloqueo en actuar?


¿Qué pasa cuando ansiedad viene con una pizca de depresión o vacio?

Este es quizás uno de los síntomas más comunes productos del auto-abandono o auto-abuso, donde quizás la depresión aún no es tan fuerte como para llevarse toda la atención pero ansiedad comienza a relucir por todas partes. O quizás ya experimentamos una gran y profundo vacio pero ahora ha salido miedo y pánico.





Hay una comunicación en particular que muchos damos por alto en relación ansiedad, y es el miedo a no satisfacer nuestro propósito de vida o la ansiedad puede ser el acompañante de vacio producto de una gran desconexión de esencia y por ende desconexión de agradecimiento, placer y sensación de pertenencia.


Ocurre un miedo a vivir. Miedo a la toma de decisiones y a participar activamente en el mundo.

Por ello ansiedad no es un problema. Es un grito. Una comunicación. Una invitación a revisar y reinventar.





¿Cómo podemos navegar esta experiencia?

Pues hay dos puntos claves:


  1. El sentir.

  2. La re-conexión.


El sentir


Se refiere a la disposición a experimentar con consciencia todas las emociones y sensaciones que surgen sin rechazar y sin magnificar. No se tapa. No se sostiene. Y si se tapan y se sostienen a traves de la resistencia o el drama no nos vamos por un bucle de culpa... o culpa por la culpa. Aquí necesitaremos herramientas, atención plena, paciencia y posiblemente apoyo en forma de tribu. Si no vemos y aceptamos lo que hay cómo vas a atender o con qué vas a interactuar? Necesitamos aprender a simplemente sentir. Y punto.


La re-conexión


Puede que se nos haya olvidado reconocer esencia e intuición. Quizás hemos sobre-identificado con la mente y desarrollado un apego enfermizo al análisis. Quizás dudamos de siquiera poder sentir otra cosa que no sea un rechazo a ser humano. En este proceso aprendemos a crear silencio y dejar de tratar de controlar a la mente. Es un re-nacer y apreciar el ecosistema que somos.


Así que si sientes una ansiedad con tonalidad de vacio, depresión o gran desconexión del sentido de vivir no estás solo. Trabaja con lo que tienes.


Si quieres profundizar este tema revisa mi curso De-mente de Ego.

Módulos recomendados (De-mente de Ego): Vivir pensando + Yo Genuino + Intuición





0 vistas
 

©2020 Purple Rain Nutrition Inc.