Buscar
  • Veronica Morera

Rituales de 30 segundos para disminuir ego y miedo

Actualizado: nov 19

Si estás leyendo esto es porque sabes que existe una manera de vivir que no está llena de ansiedad, miedo, drama y sentirte fuera de lugar.


Quieres sentir que puedes tomar acción hacia esa ideas que te vienen pero que nunca materializas. O quizás incluso ni ideas te vienen porque estás atascada en modo sobrevivencia, y eso te frustra porque sientes que te pierdes la vida.





Pues, te digo con plena confianza de que sí puedes aprender a darle a tu mente lo que necesita para sentir calma.


Sí puedes disminuir ansiedad, sensación de no pertenecer y la pelea constante con tus emociones.


Y además sí puedes (y mereces) manifestar tus anhelos... que son esos deseos del alma que solo sientes cuando sales de vivir aislada en tu cabeza.


Mira lo que una belleza dentro de El Camino está experimentando [se refiere a estar en Purple Rain Nutrition]:





Pero a veces hacer trabajo de ego se siente abrumador.


Ufff... es difícil de entender y de materializar. Además de que suena a demasiado trabajo, y tu quizás ya te sientes llena de cosas.


Sería genial hacer trabajo de ego, disminuir miedo y empezar a sentir valentía sin casi siquiera notarlo, no crees? Sin necesidad de sentirte agobiada con ello o como "algo más" a agregar a tu sinfin de tareas.


Pues puedes hacer trabajo de ego sin sentir que estás sacando un PhD en Psicología y te traigo 3 rituales simples que puedes hacer hoy para disminuir ego y miedo... y lo mejor... toman 30 segundos o menos hacerlos y aún funcionan.


Micro-ritual #1 para disminuir ego y miedo:

Toca con tu palma de la mano el tronco de un árbol.


Literal en camino al trabajo o cuando salgas a sacar la basura toma un momento y escoge un árbol y coloca tu palma sobre su tronco y di "estoy abierta a confiar". Esto te permite trabajar el egocentrismo de yo-yo (solo pensar en tu historia dramática) y te abres a la energía de la naturaleza para abrirte a reconocer que eres más que un trozo de carne andando perdida por la vida.


Puede sonar estúpido o que no hará nada pero no tienes nada que perder con hacerlo. ¿Qué te da vergüenza y qué pensarán otros si te ven? Esta es la cosa... no eres tan importante como piensas. Yo se... no es muy dulce de mi parte pero es verdad. A nadie le importa si abrazas todo el árbol mientras cantas una canción a la virgen Maria porque la gente tiene cosas más importantes a hacer que verte y preocuparse sobre por qué lo haces. Simplemente no vas a causar un gran impacto en la vida de otros por hacer esto.





Micro-ritual #2 para disminuir ego y miedo:

Exhala como si empañaras un vidrio.


Exhala ahora mismo mientras lees esto y haz ruido como si estuvieses empañando un vidrio. Quizás hasta colocas la mano en frente y sientes el calorcito del exhalar.


Esto te permite resetear un poco la contracción en la mandíbula, los hombros alzados y la respiración superficial que muchos cargan que nos ponen en estado de alarma o desesperanza. Naturalmente le seguirá una inhalación profundo que trae alivio. Es un bonus si logras bostezar lo cual significa que te estás relajando, co-regulando tu sistema nervioso.





Micro-ritual #3 para disminuir ego y miedo:

Di en voz alta "hola mundo trabajemos juntos hoy".


Sin pensarlo mucho habla en voz alta el mantra anterior. Ejercita esa lengua. La mente suele estar super tormentosa cuando vivimos desde ego, sea hipervigilando lo que los demás piensan de ti o hundida en perfeccionismo y control para sentirte suficiente y segura.


Hablar en voz alta es una forma de empezar a salir de la cabeza. Hay ruido, hablas más lento que la velocidad a la que piensas y es una forma de reconocer que hay algo más que tu fuerza de voluntad. Empiezas a crear lazos para co-crear tus manifestaciones en vez de obsesionarte con arreglarte porque te sientes dañada.


¿Qué no sientes calma si hablas en voz alta? Este micro-ritual a diferencia de los otros no es acerca del sistema nervioso perse sino de crear conexiones con algo que no es tu mente. Quizás no veas efectos de inmediato, o quizás si si ya venias trabajando ego, pero a la larga tiene un inmenso impacto en la forma en que perteneces al mundo.





Ahora te tengo una propuesta única.


Si esto es lo que sientes con 3 micro-rituales que estás leyendo de mi blog, te imaginas lo que sentirías si yo, personalmente, te envío en audio todos los dias durante 30 días con más micro-rituales?


Puedes digerir sin abrumarte el trabajo de ego para disminuir miedo, sanar creencias limitantes, calmar a tu mente, salir de bucles mentales y manifestar desde confianza.


Únete a mi Escuela El Camino y haz en tribu conmigo 30 micro-rituales en 30 días para disminuir ego y miedo.


Podrás escuchar un micro-ritual de 30 segundos en cualquier momento de tu dia. Lo haremos en tribu vía WhatsApp desde el 21 de Noviembre hasta el 21 de Diciembre 2021. La época perfecta para rituales, abrir portales y sentir nuestros dones.


Cerramos el 21 de Diciembre con un ritual de vela de Yule en directo vía Zoom (mi Patreon invitado a este evento privado). El 21 de Diciembre es el día más oscuro y corto del año en varias partes del mundo, como donde estoy yo... Canadá. A partir de ese dia los dias empiezan a ser más largos. Ese día simboliza salir de la oscuridad y aplicar paciencia para atravesar el fuerte invierno canadiense hasta primavera.


¿Que si puedes hacer rituales sola por tu cuenta? Obvio que sí y te puede ser de mucha ayuda. Pero hay algo especial de hacerlo en tribu. Te sientes sostenida y hay un compromiso que va más allá de ti y es abrirnos de forma vulnerable ante otras personas. Una conexión necesaria si quieres luego salir al mundo y manifestar.


Mira lo que una belleza dentro de El Camino sintió después de un encuentro en directo:





Tribu y apoyo no es reemplazable.


Saber que en momentos de dudas y oscuridad no necesitarás quedarte ahí para siempre vale oro. Y conmigo obtendrás herramientas funcionales y pragmáticas que tendrán un impacto real en tu vida. No será "un curso más".


No necesitas perderte en ego, puedes tener a tu mente de aliada para moverte en acción hacia la vida que tu alma anhela.